23 oct. 2009

Imagen afectada del Perú tendrá que ser reparada

DEMANDA. MINISTRO DE JUSTICIA PIDE ACLARAR SUPUESTO ROBO DE PULMÓN EN EXPOSICIÓN SOBRE EL CUERPO HUMANO
Imagen afectada del Perú tendrá que ser reparada
Procuradores del Estado evalúan iniciar acciones
de carácter legal y civil

Falsa afirmación tipifica como falsedad genérica y denuncia calumniosa

El ministro de Justicia, Aurelio Pastor, manifestó ayer que de todas maneras se planteará una acción legal contra los autores de la falsa denuncia del robo del pulmón durante la exposición sobre el cuerpo humano, aseguró ayer el ministro de Justicia,k Aurelio Pastor, quien fue enfático al señalar que necesariamente tendrá que haber una reparación a la imagen del país por el daño ocasionado.
El ministro sostuvo que encargó analizar el tema a la Secretaría Técnica del Consejo de Defensa Jurídica del Estado, instancia que coordina con los procuradores en todo el país, a fin de que determinen cuál será la medida por adoptar, que podría ser una denuncia o una demanda de carácter civil. El miércoles, el programa Prensa Libre reveló que la denuncia del robo del pulmón de la exposición El cuerpo humano: real y fascinante habría sido una estrategia de marketing tramada por Susan Hoefken, promotora del evento, para vender más entradas, debido a la poca presencia de público.


“He pedido (a la secretaría) que recabe toda la información, que analice el tema y que se prepare una acción. Vamos a ver qué procede, podría ser una denuncia, pero también podría ser una demanda de carácter civil, pero algo tiene que hacerse porque (la noticia del robo) dio la vuelta al mundo y afectó la imagen del Perú”, señaló. El 6 de octubre pasado, Hoefken, de nacionalidad peruana, denunció indignada el robo del pulmón y hasta ofreció una recompensa de dos mil dólares a quien devolviera el órgano. Incluso, dijo que la exposición había recorrido diversos países y en ninguno hubo problemas, por lo que sentía vergüenza ajena de lo que ocurrió en el Perú.


Vergüenza ajena
Pastor se mostró indignado por esta revelación periodística porque, dijo, todos los peruanos sentimos vergüenza cuando esa noticia se difundió y se transmitió una imagen absolutamente negativa del país.
“Se tiene que remediar este mal que se le ha causado a la imagen del país. Lamento que, además, esto lo hayan generado peruanos, gente que debería más bien hacer un esfuerzo en promocionar nuestra buena imagen”, agregó Pastor.

La difamación es un delito
La ministra de la Producción, Mercedes Aráoz, comentó que la promotora de la exposición El cuerpo humano: real y fascinante cometió un delito al difamar al Perú inventando la versión de que aquí se robó el pulmón de la muestra, cuando en realidad eso no ocurrió.
La funcionaria dijo estar preocupada por esta revelación, que habría sido, según el programa periodístico Prensa Libre, una maniobra publicitaria con el fin de incrementar la venta de entradas a dicha exhibición, debido a la escasa presencia de público.
“Es un delito lo que ha cometido esa persona, esa empresa, al manchar el nombre del país”, refirió Aráoz desde Tumbes, donde participó en el Encuentro Presidencial y Tercera Reunión del Gabinete de Ministros Binacional.

Daños y perjuicios
Los autores de la falsa denuncia de robo de un pulmón de la exposición sobre el cuerpo humano podrían ser sancionados hasta con cuatro años de pena privativa de libertad por los delitos de falsedad genérica y denuncia calumniosa. De confirmarse que fue una farsa, se configuraría una concurrencia real de delitos, en la que se aplica la pena que corresponde por el delito mayor, en este caso, el de falsedad genérica.
Además, al haberse dañado la imagen del país, el Estado peruano podría constituirse como parte civil en un eventual proceso judicial e incluso plantear una demanda por daños y perjuicios, y un juez definiría el monto de reparación bajo el criterio de la proporcionalidad del daño económico causado, el cual, en términos cuantitativos, sería muy significativo.

Fuente:
[http://www.elperuano.com.pe/edc/2009/10/23/act1.asp]

No hay comentarios:

Publicar un comentario